sábado, 26 de enero de 2013

La ley de la gratitud

Estoy feliz!!! Eu sou feliz!! (Estoy aprendiendo portugués
Hace unos años empecé este blog, prácticamente posteando perlitas de un libro de cabecera para mí...  LAS 22 LEYES DEL BIENESTAR de Greg Anderson y debido a una situación particular tuve que deshacerme del mismo. 
Si no recuerdan y tienen ganas de hacerlo hagan click aquí para recordar cómo vino la mano.
En aquel momento hice una promesa de continuar compartiendo las leyes que aún me faltaban.
Hoy puedo decir que estoy en condiciones de hacerlo, ya que mi mamá me consiguió el libro!!
Así que por eso, estoy agradecida!!! 

-----------


"Afirma las cosas buenas"


¿Cuál es el peor hábito espiritual, el que provoca desilusiones, conflictos, pérdidas y enfermedades de todo tipo? He oído a personas que barajaban respuestas que iban desde la pereza hasta la blasfemia contra Dios. Algunos han dicho que el dejar las cosas para después. Otros, la crítica. Todos son buenos candidatos. Pero el peor hábito espiritual de todos es la INGRATITUD. Sí, la falta de gratitud y de agradecimiento.

Una mujer llegó por adelantado a un seminario que daba e insistió en verme. Tras pocas palabras, saltó a la vista que se había convertido en un despojo emocional, espiritual y físico por haber dado demasiadas vueltas a sus problemas. Se quejaba de un diagnóstico tardío de cáncer, del terror que le producían los tratamientos, de lo mal que la trataban los médicos y de lo abandonada que la tenían sus familiares.
Por último, no pude soportarlo más y le dije:
-Ahora que ya me contó todo lo malo, cuénteme algo bueno que le pase.
La mujer, enojada, anunció que no le pasaba nada bueno. Yo insistí y mi insistencia la dejó indignada.
-Hay muchas cosas que marchan bien - empecé a explicarle- Usted es capaz de andar, de hablar, de comer, de respirar, de ver, de oir, de gustar, de oler. No está incapacitada ni tiene que guardar cama. Tiene cierto grado de salud, de lo contrario no estaría aquí esta noche.
- Esta noche, escuche con atención - le recomendé- . Después, vaya a su  casa y pase tres semanas concentrándose en lo que marcha bien en su vida. Niéguese a hablar de sus males y agradezca a Dios a cada hora del día sin falta, su salud, lo bueno que Ud. tiene y su vida.
Por supuesto, meses después la mujer lo contactó y le contó que había superado los chequeos de su tratamiento de maravilla y que había reconocido muchas cosas por las que estar agradecida.

El autor, en este punto cuenta que leyó una carta de un amigo que tenía que estaba en prisión por evasión de impuestos. Y he aquí lo que pensó:

Esta carta, representó para mí la patada en el trasero que estaba necesitando. La leí una y otra vez. Me quedó claro como el cristal, que estaba mirando la vida con ojos de ingrato. Tenía que cambiar, que ver un nuevo yo en mí mismo.
Abrí una nueva página en mi diario de BIENESTAR y escribí en ella el encabezamiento "Estoy agradecido por"... Bajo el mismo, dividí la página en tres columnas "Personas", "Lugares" y "Cosas". Me llegó la inspiración. Mi pluma era un torbellino.
El resultado fue una nueva visión de mí mismo a través de la lente de la gratitud.

Cada vez que usted tenga un pensamiento negativo, contrarréstelo con un pensamiento de GRATITUD. Los problemas, la negatividad, incluso la enfermedad, se transforman por medio de la aplicación sincera de esta ley dinámica.

La Ley de la Gratitud nos incita a que manifestemos nuestra gratitud de muchos modos, no sólo con palabras. Todo mi porte externo empezó a cambiar. Decidí apoyar mis palabras con gestos. Mi postura, mi manera de andar, incluso mis expresiones y gestos faciales adoptaron un aspecto completamente nuevo. Me preguntaba a mí mismo "Si me siento agradecido, ¿cómo puedo obrar con agradecimiento?. Entonces empecé a reaccionar ante estos pensamientos.-

Entonces manifesté mi gratitud profunda hacia Dios, reconociendo a Dios como fuente de todo lo que es bueno, como al único capaz de otorgar el don de un nuevo día.
Cuanto más contemplaba las cosas buenas que tenía, más sentía un cambio arrollador de mi perspectiva emocional y espiritual. ¿Qué sucedía? Estaba asumiendo el mando consciente de mis manifestaciones de gratitud. 

Esta ley trae consigo la posibilidad de hacer milagros de bienestar. El sentimiento de gratitud (esa actitud de felicidad, de abundancia y de libertad emocional y espiritual) arregla las cosas. Nos cambia, a usted y a mí, muy dentro de nosotros. Después y sólo después, cambia nuestro mundo.

Adoptemos esté sano hábito de la gratitud....es requisito indispensable para vivir con bienestar!!!

Sin desperdicio cierto?
Ojalá lo hayan disfrutado tanto como yo, y puedan advertir todas las bendiciones que tienen en sus vidas y por las que tienen que agradecer!!!

Cariños!!!


9 comentarios:

Fiaris dijo...

Muy disfrutable si!
abrazos.buen domingo

Historias Compartidas dijo...

Princesa, soy Paula. No se como saldrá mi nombre porque estoy desde el celu.
Me aviso Santi sobre tu comentario.
Ubicame en alguna red social porque creo que te tengo y nos comunicamos.
Besotes hermosa, ando por la costa y se me complica desde el celu

Abuela Ciber dijo...

Sabio lo que nos has regalado.
Ojala los sers tuvieran mas tiempo para embellecerse por dentro.

Cariños

EL AVE PEREGRINA dijo...

Cuanta verdad llevas Princesa, debemos de poner sobre la balanza lo bueno y lo malo y comparar... Asi nos dremos cuenta de lo egoista que somos. Gracias por compatir sabiduria. Besos

Abuela Ciber dijo...

Se te extrañaba!!!!!

Cariños

Ŧirєηzє dijo...

gracias por este post tan necesario....
intento aplicar la ley de gratitud cada dia de mi vida... pord esgracia a veces las cosas que te faltan....pesan mucho mas que las que tienes....y tioenes momentos de bajon...
no obstante hay que seguir fuertes y continuar mirando hacia adelante....

un abrazo...
:-)

mientrasleo dijo...

Me encanta el texto que has puesto, desde luego hay que descubrirlo. No me extraña que estes contenta
Besos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Gracias por visitarme, un placer leer tu interesante entrada, siempre en el camino de intentar ser mejores,un abrazo.J.R.

David C. dijo...

Gracias!
Saludos
David
Pd: He escrito un cuento en mi antiguo blog de Cine para usar el Cerebro, se llama “Todos podemos ser gerentes”. Te invito a leerlo.