martes, 12 de julio de 2011

Pesimista - Optimista


Empecé hace tiempo, a leer el otro libro que me compré en la feria del libro, titulado
"LECCIONES DE VUELO. 122 estrategias para equipar a tu hijo para remontarse en la vida con habilidad y seguridad", del Dr. Gregg Steinberg.
Lo tuve que dejar un tiempo de lado para estudiar pero ahora retomé su lectura y cuando abrí la última página que había leído me encontré con algo que considero una perlita.

El autor estaba detallando dos ejemplos de personalidades optimisitas:  Thomas Edison y Jim Abbot que pese a situaciones realmente adversas salieron adelante y cito textual lo que viene a continuación

: ..." Tanto Edison como Abbot permitieron que su optimismo brillara en sus rutas al éxito. Mucha gente cree que los optimistas ven la mitad del vaso lleno, mientras que los pesimistas ven la mitad del vaso vacío. Si bien esta es una analogía arquetípica, los pscicólogos creen que la diferencia entre un optimista y un pesimista está en cómo cada uno explica su fracaso.

Los optimistas tienen una gran capacidad para recuperarse del fracaso porque siguen lo que se conoce como la estrategia TUF cuando describen sus derrotas.
Por ejemplo, cuando el fracaso sobreviene a un estudiante optimista, lo ve como "TEMPORAL", entiende que en ese momento no estaba *en onda* para ese examen, pero que mañana será un día mejor.
Los optimistas también ven al fracaso como ´"ÚNICO". Ese mismo estudiante cree que tuvo dificultad con ese capítulo que le tocaba estudiar.
El fracaso, para un optimista, es también "FLEXIBLE".  Los alumnos optimistas creen que si cambian su conducta, será mucho menos probable fracasar en un futuro cercano.

En contraste directo, los pesimistas hacen lo opuesto cuando evaluan el fracaso y los errores.
Primero,  los pesimistas piensan que el fracaso no cambiará en un futuro cercano. Creen que continuarán cometiendo errores y fracasando.
Segundo,  creen que fallarán en cada situación.
Tercero, los pesimistas creen que tienen un control limitado sobre sus fracasos. Piensan que nada que puedan hacer va a cambiar su fracaso. Para ellos una vez que ocurre el fracaso, la situación se vuelve irremediable.".....


Pensaba entonces que así como los optimistas tienen su estrategia TUF para ver al fracaso como temporal, único y flexible, los pesimistas tienen su anti-estrategia o mejor dicho, su auto-condena, para verlo como Permanente - General - Rígido.-

Es una perlita, no lo creen? Es una gran clave para cuando nos pasa algo que podemos llamar fracaso.

Y aquí me viene la mente un gran amigo, compañero de facultad que siempre pensaba en GANADOR, que siempre era optimista, que veía algún tropiezo como algo único, temporal y justamente, flexible.
A él le digo gracias, porque me predicó esa actitud, no con palabras sino con actitudes! Un ganador y un optimista con todas las letras. Gracias Pablo!!!!!

Espero disfruten y apliquen, yo la primera. Realmente me encantó.

Cariños!!!

16 comentarios:

Juan dijo...

Princesita Adora

Es una magnífica lección. Los optimistas tienen la mitad de la batalla ganada, luego deben ponerle trabajo duro, fe y perseverancia. Con todos esos ingredientes seguro que no fallarán para conseguir sus objetivos.

Un abrazo.

Juan Antonio

Abuela Ciber dijo...

Gratisimo lo que has compartido.
......pero..... cuantos fracasados hay en el mundo no????

Cariños

David C. dijo...

Muy buen post Princesa Adora. Gracias por hacerme pensar. Un beso.

Teyalmendras dijo...

A veces es dificil ser optimista cuando la suerte no acompaña... pero no cuesta nada intentarlo.
Buena entrada.
Saludos ;)

El Gaucho Santillán dijo...

Yo suelo ser optimista.

Pero siempre me equivoco!

Un abrazo.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches.

Siempre hay que se optimista, ser pesimista no sirve para nada, solo para estar amargado.

Un abrazo de lindos sueños

Dragonfly dijo...

Esta super interesante el tema.. yo me declaro OPTIMISTA :)

Fiaris dijo...

Gracias por compartir, aqui regresando a engancharme lentamente en los blog cansada y FELIZ!!!
beso

Mai dijo...

Si tenìa alguna duda, esto me lo termina de confirmar... soy una optimista redonda!

Muy interesante!
Besos princess!

Princesa Adora dijo...

Juan y sí, tenes razón, luego del optimismo viene trabajo duro, fe y perseverancia, sin acción no se consigue nada!

Abue, creo que hay muchos fracasados y a veces lo son porque nadie les enseñó a pensar y a ser de otra forma.

Princesa Adora dijo...

David C: Sí, el fin de compartir esto fue hacernos pensar a todos!

Teyalmendras, siempre cuesta pero se puede volver un hábito si queremos.En realidad ser optimistas hace la vida más llevadera.

Gaucho, nadie es perfecto! No es el único que se equivoca!!! Jeje.

Balovega, tal cual ser pesimistas nos amarga, porque todo siempre tiene solución!

Princesa Adora dijo...

Dragonfly bien por vos!!!

Fiaris, no hay ningún cansancio más lindo que el que experimentamos después de hacer algo que nos gusta mucho y que es para nuestro bien!!

Mai, vamos todavía entonces!!!!

Princesa Adora dijo...

GRACIAS A TODOS POR COMENTAR. ME HACE MUY BIEN!!!!

Luján Fraix dijo...

HOLA PRINCESITA
QUE BUENA LECCION DE VIDA, EL OPTIMISTA SI ES AUTÉNTICO DEBE SENTIRSE BIEN SIEMPRE.
A VECES, NO RESULTA POR MÁS QUE PONGAMOS TODA LA VOLUNTAD DEL MUNDO Y VEMOS GRIS EL HORIZONTE.

HAY QUE PONERLO EN PRÁCTICA.

BESITOS BELLA AMIGA.

Ŧirєηzє dijo...

realmente interesante....
todos creemos estar preparados para educar a nuestros hijos...pero pocos sabemos hacerlo realmente bien....

encantada de leerte...
un abrazo

Princesa Adora dijo...

Lujan, gracias por pasar, y sí hay que ponerlo en práctica

Firenze,encantada de tenerte por acá!

Cariños!