viernes, 29 de julio de 2011

Lo dijo ESOPO

En un pueblo vivía un pobre molinero con su hijo. Un año hubo una gran sequía en el lugar y se echó a perder todo el trigo de los campos. Al final, nadie tenía trigo que moler, y el pobre molinero y su hijo ya no podían vivir de su trabajo.

-Padre, no nos queda ni siquiera una barra de pan –se lamentó el muchacho.


-¡Sí que es un problema! ¿Qué podemos hacer? Tengo una buena idea: ¡venderemos nuestro asno! –exclamó el molinero-. Después de todo, ahora ya no nos sirve de nada.


Así, el molinero y sus hijos decidieron ir a la ciudad a vender el asno. Era un día de verano, y hacía un calor abrasador. Salieron de camino con su asno, secándose el sudor de la frente mientras caminaban. Al llegar a un río vieron a unas mujeres que lavaban la ropa en la orilla.


-¡Mira eso! ¡Qué tontos, caminar un día tan caluroso teniendo un asno! –dijeron las mujeres entre risas.
Al oír esto, el molinero respondió enfadado:
-¿Qué hay de malo en tener un asno?
A lo que una de las mujeres respondió:
-Yo creo que un hombre listo llevaría a su hijo montado en el burro, ¿no crees?
Pensando que aquella mujer tenía razón, el molinero montó a su hijo en el asno.


Poco después, se cruzaron con una anciana que caminaba apoyándose en un bastón. De pronto, la anciana levantó su bastón y golpeó al chico en la cabeza, diciendo:-¡Qué egoísta eres! ¿No te da vergüenza ir montado en el asno mientras tu pobre padre va caminando con este calor?
El hijo, asombrado, pensó que la mujer tenía razón. Se bajó del asno y dejó que su padre fuese montado, mientras él caminaba y guiaba al animal.


Continuaron su camino cuando, al rato, pasó un caminante que se rió de ellos, diciendo:
-¡Qué tontos son! ¡Con este calor, deberían ir los dos montados en el burro!
El molinero y su hijo pensaron que era una gran idea, por lo que se montaron los dos sobre el pobre asno, que a duras penas podía con tan pesada carga.


Más adelante, vieron a un labrador arando el campo. Al verles, comentó:
-¡Pero qué estúpidos! ¡Maltratar a un pobre asno haciéndole cargar con dos personas!
El molinero respondió enfadado:
-De todos modos, este asno lo vamos a vender en el mercado.
-Pues peor aún –dijo el labrador-. Nadie querrá comprar un burro tan cansado.
El molinero y su hijo, comprendiendo que tenía razón, se bajaron del asno, diciendo:
-Hemos sido tontos y crueles contigo. Ahora te llevaremos sobre nuestros hombros.

Padre e hijo ataron las patas del asno a un palo y lo cargaron sobre sus hombros.
El asno iba tan incómodo que se movió para intentar soltarse. Con el susto, sus dueños soltaron la carga, y el asno cayó ruidosamente al río.


Esta fábula titulada: "El molinero, el hijo y su asno" aparece en el libro que ya antes mencioné. "Lecciones de Vuelo", 122 estrategias para equipar a tu hijo para remontarse en la vida con habilidad y seguridad" y del cual ya compartí otra perlita en mi posteo sobre pesimismo-optimismo.
La relaciona con un consejo que da: DEJA DE PREOCUPARTE POR LO QUE OTROS PIENSEN.
Cito textual:
..." La condición humana nos lleva a preocuparnos por lo que otros piensan de nosotros. Tenemos una gran necesidad de demostrar nuestra capacidad, y cuando creemos que nuestras acciones o conductas dicen otra cosa, podemos sentirnos extremadamente nerviosos y controlados por la ansiedad. Albert Einstein llamó "una prisión" el enfocarse en el afecto de parte de otros. Cuando nos volvemos prisioneros de lo que otros piensan, nunca podemos alcanzar nuestro potencial"....

Me pareció muy inteligente la forma en la que Esopo lo enseña.
¿Habrá entendido ese padre que cuando se trata de complacer a todo el mundo, en realidad puede que no se termine complaciendo a nadie y que en el proceso puedas perder tus más preciadas posesiones?

Pienso que esto encierra una muy valiosa enseñanza. Hay que tener valor para lograr ser uno mismo!
No creo que esté mal escuchar consejos y opiniones de varias personas, porque de hecho uno se enriquece considerando puntos de vista que de lo contrario no podria haberse ni siquiera imaginado. Lo que sí considero errado es tomar decisiones trascendentales considerando sólo lo que dicen los demás.
Lo más importante es vivir acorde a nuestra conciencia, que puede ser una combinación de nuestro propio conocimiento, de la experiencia ajena y de la propia. Por qué no?

Y termino con una tira de Gaturro de Nik. No soy amante del mismo, pero hoy leí este mensaje y me pareció que merece la pena ser el broche de oro.






Cariños!

7 comentarios:

pedrojescritor dijo...

Cuánta razón esconde esta fábula, algo que deberíamos seguir siempre aunque a veces lo olvidemos.
Besos.

María Beatriz dijo...

Muy buena la fábula y muy buenas tus reflexiones!

Besos

Luján Fraix dijo...

MUY CIERTO LO QUE CUENTAS EN LA FÁBULA Y MUY CIERTO TAMBIÉN QUE NO DEBEMOS ACTUAR DE ACUERDO A LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS PORQUE ES UNA MANERA, INDIRECTA, DE MANIPULARNOS.

ES MUY DIFICIL, A VECES, DESOIR LO QUE DICEN. A LA GENTE LE GUSTA OPINAR DE TODO Y EN MUCHAS OCASIONES TODO LES MOLESTA DE UNO. SI HACES ALGO, SI NO LO HACÉS... ETC.
SER UNO MISMO ES LO QUE EN REALIDAD VALE...

MUY BUENA REFLEXIÓN, PRINCESITA, TE FELICITO, AMIGA.

BESOS

Princesa Adora dijo...

Pedro, parece que lo olvidamos más seguido de lo que pensamos...

Ma Beatriz, gracias!! Estaba inspirada, je!

Lujan, y sí, la gente habla por hablar y encima es imposible dejar a todo el mundo satisfecho!
Hay que ser valiente y ser uno mismo, no con orgullo y arrogancia, pero sí con seguridad y humilde firmeza!!

Cariños!

Luján Fraix dijo...

HOLA PRINCESITA
ES CIERTO HAY QUE SER UNO MISMO CON HUMILDAD; YO CUANDO ERA MAS CHICA JIJI, ERA COMO UN POQUITO MAS ARROGANTE AHORA QUE CRECÍ Y QUE TUVE QUE SUFRIR ME DI CUENTA DE LO EQUIVOCADA QUE ESTABA... CAMBIÉ POR COMPLETO, ME FUI AL OTRO EXTREMO JIJI; SOY UNA DOLIENTE PERSONA QUE LLORA Y SE EMOCIONA FACILMENTE Y QUE NO SE FIJA EN EL QUE DIRAN...

BESOS Y ABRAZOS.

PD VERCRUYCE ES UN PINTOR DE GATOS MARAVILLOSO. A MI ME ENCANTAN, TENGO UNA GATA QUE SE LLAMA MILAGROS Y ES UN SOL.

CARIÑOS MILES

Abuela Ciber dijo...

Te dejo cariños y el deseos de una buena semana junto a este pensamiento leído:

Lo admirable no es que existan las estrellas sino que el hombre haya podido dar cuenta de su existencia.
Anatole Francie

David C. dijo...

Excelente lo de Gaturro. Excelente.