lunes, 25 de julio de 2011

Paracaídas



Charles Plumb era piloto de un bombardero en la guerra de Vietnam. Después de muchas misiones de combate, su avión fue derribado por un misil. Plumb se lanzó en paracaídas, fue capturado y pasó seis años en una prisión norvietnamita. A su regreso a Estados Unidos, daba conferencias relatando su odisea, y lo que aprendió en la prisión. Un día estaba en un restaurante y un hombre lo saludó:



"Hola, usted es Charles Plumb, era piloto en Vietnam y lo derribaron, ¿verdad?"
"Y usted, ¿cómo sabe eso?", le preguntó Plumb.
"Porque yo empacaba su paracaídas. Parece que le funcionó bien, ¿verdad?"

Plumb casi se ahogó de sorpresa y gratitud.
"Claro que funcionó, si no hubiera funcionado, hoy yo no estaría aquí.


"Plumb no pudo dormir esa noche, preguntándose:"Cuantas veces lo vi. En el portaviones y no le dije ni buenos días, porque yo era un arrogante piloto y él era un humilde marinero"


Pensó también en las horas que ese marinero pasaba en las entrañas del barco enrollando los hilos de seda de cada paracaídas, teniendo en sus manos la vida de alguien que no conocía.
Ahora, Plumb comienza sus conferencias preguntándole a su audiencia:


"¿Quién empacó hoy tu paracaídas?".

Todos tenemos a alguien cuyo trabajo es importante para que nosotros podamos salir adelante. Uno necesita de muchos paracaídas en el día: uno físico, uno emocional, uno mental y hasta uno espiritual. A veces, en los desafíos que la vida nos lanza a diario, perdemos de vista lo que es verdaderamente importante y las personas que nos salvan en el momento oportuno sin que se lo pidamos.

Dejamos de saludar, de dar las gracias, de felicitar a alguien, o aunque sea, decir algo amable sólo porque si. Hoy, esta semana, este año, cada día, trata de darte cuenta de quién empaca tu paracaídas, y agradéceselo. Demuéstrales tu agradecimiento con una llamada, un texto, una sonrisa, con un gracias o con una sonrisa, un "te quiero" o un "te amo", con un.....
(Historia tomada de Internet, desconozco su autor)

 
 
Esta historia la leí en el blog de Jabo Sé positivo Siempre

Sencillamente me gustó pues habla del agradecimiento y que el mismo es un hábito que hay que desarrollar. Esto denota humildad para aprender a detectar a TODAS las personas que en algún momento de nuestra vida están ahí, silenciosamente, pero están.

Con mi cariño, a todas ellas!!
Buen comienzo de semana!

11 comentarios:

David C. dijo...

Gracias. Me hizo reflexionar bastante.

El Gaucho Santillán dijo...

Claro que esto te hace pensar. Y cuanto.

Buen relato.

Un abrazo.

Teyalmendras dijo...

Que interesante tu entrada... es como un click que abre la pregunta: ¿Quién empacó hoy tu paracaídas?".

Que poco cuesta agradecer con un pequeño gesto las grandes cosas, que poco llegamos a hacerlo...

Saludos ;)

EL AVE PEREGRINA dijo...

Bella entrada Princesa, reflexiva pues formamos , todos una gran cadena por lo cual dependemos unos de otros y debemos de ser agradecidos y no despreciar a nuestro prójimo, si falla un eslabón de la cadena...puede peligrar nuestra vida...como a Plumb

Un abrazo.

María Beatriz dijo...

Muy buena entrada!
Me hizo reflexionar...

Un beso

nadasepierde dijo...

que buena reflexión, y que poco que nos cuesta tener un poco más presente a los que nos rodean. También es bueno saber que nosotros podemos ser quien arma una paracida para los otros!

un beso

Princesa Adora dijo...

A todos, realmente da para pensar. Podemos adoptar cualquiera de esos roles en las distintas situaciones de nuestras vidas... ser el que empeca el paracaídas o quien lo usa.
En cualquier de los dos casos, el AMOR y la HUMILDAD deben primar.

Qué buena enseñanza, no?
Cariños!

Abuela Ciber dijo...

Sabernos dar diariamente es positivos para ambas partes.

Pero las personas parecen, muchas de ellas, confeccionadas en mármol.

No importa, siempre es bueno sonreir y saber decir, gracias y por favor.

Cariños

Luján Fraix dijo...

HOLA PRINCESITA
MUY REFLEXIVA TU ENTRADA, DEBERÍAMOS DARNOS CUENTA DE TODAS ESAS PERSONAS QUE ESTÁN A NUESTRO LADO DÁNDONOS UNA MANO PARA PODER CONTINUAR.

YO, SI ME PONGO A PENSAR, NO TENGO MUCHOS. DESDE SIEMPRE ME HE ACOSTUMBRADO A HACER TODO SOLA SIN PEDIR NADA A NADIE. ES QUE SOY HIJA UNICA, TE IMAGINAS...

BESITOS

Abuela Ciber dijo...

Te dejo mis cariños

Teyalmendras dijo...

Estas historias siempre dejan poso... Se siembran y luego ellas trabajan.
Me gusto mucho...
Saludos ;)