jueves, 17 de marzo de 2011

Psiconeuroinmunobiologia. (reposición)

Lo escribí por Setiembre del año pasado. Hoy justo me soprendí a mi misma pensando no tan positivamente y de pronto me acordé de este posteo y pensé:  me sirve y le puede servir a alguien más.
Por eso lo volví a publicar. Espero que les resulte útil.

---------------

No tenés nombre pensé cuando lo leí, pero no es un chiste.
Es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el PENSAMIENTO, LA PALABRA, LA MENTALIDAD Y LA FISIOLOGÍA del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional.

El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

Y aca, señores viene lo que me dejó pasmada: ..."se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entretenido en un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

Estos cambios son: tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Afecta nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.


El artículo dice muchas otras cosas interesantes, entre ellas habla de que hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos alteran y que hacen que nuestras decisiones partan de un punto de vista inadecuado y llevarlo a la respiración abdominal. que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios positivos en el cerebro.

Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.


En palabras de Santiago Ramón y Cajal, premio Nóbel de Medicina 1906: "Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro". Antes era metáfora, ahora es frase literal.


Como? Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos "voy a hacer esto" y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

Si nos aceptamos por lo que somos y no somos, podemos cambiar.Lo que se resiste, persiste. La aceptación es el núcleo de la tranformación


Fuente: Entrevista al DR. Mario Alonso Puig (cirujano) aparecida en la Vanguardia Digital de España

8 comentarios:

Ricardo León dijo...

"Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro"

Que frase tan profunda pero sencilla a la lectura... Sin duda alguna nosotros mismos tenemos la capacidad de ir construyendo nuestras vidas y el pensamiento nos permite abstraernos para lograr nuestros objetivos... Por eso no se debe perder el enfoque.

Somos quienes queremos ser, es el pensamiento primordial al querer construir nuestra realidad. Bello aporte, y profundidad ante todo.
Gracias

Fiaris dijo...

gracias por compartir.
cariños

El Gaucho Santillán dijo...

En un todo de acuerdo.

Buen y reflexivo texto.

Un abrazo.

El Drac dijo...

NO lo sabía!! no sabía que el cerebro se acostumbra que al decir" voy a hacer esto" tenía que cumplirlo; todas las fallas que he estado cometiendo sin querer. Un gran abrazo y gracias por el aporte

Princesa Adora dijo...

Yo sabía que servía!!!!
Lo estoy tratando de usarrr ahora mismo... a ver si de una vez dejo de tener miedo y enfrento ciertos desafíos....

Me alegro que les sirva!!
Cariños a todos!

Marga dijo...

¡Qué bueno saberlo! Y qué impresionante el daño que nos hacemos sin saber.

Besos.

María Beatriz dijo...

Excelente texto! Muy útil!
Gracias por compartir.
Saludos

FEDORA dijo...

Muy interesante,da para pensar y profundizar mas!
saludos!