viernes, 4 de mayo de 2012

De libros y pensamientos




Ayer hablaba con un amigo, sobre el valor de la educación y de los libros para una vida próspera y productiva, entre otras cosas. Pensábamos en lo que significa la bendición, primero de saber leer, de poder conectarse al mundo, a este mundo globalizado, y segundo de poder leer y elegir lo que más nos gusta, de entre tanta literatura disponible.
Bendición por los libros en sí? Sí, algo, pero mucho más por la apertura de visión que ellos nos permiten.

Nos hacen vislumbrar un nuevo horizonte, nos dan libertad. Libertad? Sí, porque cuando somos capaces de comprender más cosas y con mayor profundidad (variables de la vida), podemos tomar entonces mejores decisiones y elegir lo mejor, no lo primero que se nos presente. Desarrollamos nuestra imaginación, nuestra creatividad, nos identificamos con ideas, con personajes que han pasado por nuestras vivencias o por situaciones parecidas. Conocemos otros sucesos de la historia tal vez no tan populares pero sí igualmente enriquecedores. Damos rienda suelta a nuestra imaginación, viajamos a tierras remotas, conocemos personajes fantásticos, aprendemos de ellos. Mejoramos nuestra redacción y nuestra ortografía (como beneficios adicionales y dignos de mención). Nos vamos descubriendo yredescubriendo a nosotros mismos en durante el proceso.

Consiero que un libro enseña a PENSAR y eso es lo más importante.  Es lo que hace falta en nuestro país y en otras latitudes también. Hay que enseñar a pensar, para alcanzar nuestro potencial, para evitar ser manipulados por tendencias, por gobiernos, incluso por personas, para ser LIBRES.

Cito a continuación una frase de Pedro Luis Barcia, Presidente de la Academia de Letras en nuestro país, que leí en el Diario La Nación hace ya un tiempo pero que me sorprendió porque describe en forma breve pero magistral un triste fenómeno social que entiendo se está dando en nuestro país y cuyas consecuencias considero funestas.

.." Cuando no hay capacidad de expresión, se achica el pensamiento. Lo vemos todos los días con jóvenes que no leen, que no saben escribir correctamente y terminan con un lenguaje empobrecido. Y ese emprobrecimiento intelectual y verbal le hace muy mal al sistema democrático"...

Me apena saber de lo que esta generación se está perdiendo. Sabrán lo que un libro tiene para ofrecerles?
Amamos la lectura, no sólo de libros, sino de todo aquello que "abra la mente" ? (me ha funcionado muy bien la lectura de muchos blogs, hay gente muy culta compartiendo sus puntos de vista e ideas).-
Cómo padres, enseñamos a valorar y amar la lectura, compartimos con ellos? Cómo educadores podemos tratar de hacer lo mismo? 
Creo que vale la pena hacer el esfuerzo, por nuestros hijos, por nosotros, para reconstruir la sociedad, para mostrarles que hay algo más en la vida o que puede haber algo mejor, que uno puede ser mejor, que hay mucho por aprender todavía.

Se me ocurren más cosas pero decido terminar esta reflexión con un fragmento de un poema del venezolano Elías Calixto Pompa, con el que me identifico plenamente.

ESTUDIA
Es puerta de la luz, un libro abierto;
entra por ella, NIÑO, y de seguro
que para ti será en lo futuro
Dios más visible, su poder más cierto.

El ignorante vive en el desierto
donde es el agua poca, el aire impuro;
Un grano le detiene el pie inseguro,
Camina tropezando, ¡VIVE MUERTE!

En ese de tu edad ABRIL florido,
recibe el corazón las impresiones
como la cera el toque de las manos.

ESTUDIA, y no serás,cuando crecido,
ni el juguete vulgar tus las pasiones,
ni el esclavo servil de los tiranos.


Para pensar!
Cuál va a ser el próximo libro que vas a leer?
Cariños!