viernes, 19 de agosto de 2011

Sencillamente majestuosa (2)

Anoche, un amigo reciente me regaló dos entradas para ir al Teatro Colón al ciclo de Conciertos de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, de la cual forma parte. Fue todo muy rápido, de un día para el otro, pero afortunadamente pude hacer los arreglos para estar presente con una amiga que también se prendió al evento. (gracias mamí que te quedaste, una vez más con el pequeño!)



El programa era este:

Superando FronterasDirector: Enrique Arturo Diemecke
Solista: Cyprien Katsaris, pianoOsvaldo Golijov: Last Round
Ludwig van Beethoven: Concierto para piano No. 3 en Do menor, Op. 37
(Cadenza: Franz Liszt)
Richard Strauss: Muerte y transfiguración, Op. 24
Alexander Scriabin: Sinfonía No. 4 “Poema del éxtasis”


No las conocía a decir verdad. Antes de ir las busqué en youtube y estuve escuchando para tener una idea, pero nada se compara a sentir esa música en vivo!!
Me sentí tan feliz!! Cuando le pregunté a mi amigo cuál era la ubicación me dijo: -"PLATEA, FILA 10". Sí señores, leyeron bien... estaba ahí, bien cerca de los músicos, los veía bien humanos, bien normales, jóvenes, adultos, como yo, como nosotros,  pero capaces de hacer "HABLAR" a todos los instrumentos. Me sentí tan humilde, tan minúscula...aunque todavía capaz de disfrutar esa música con el alma y el corazón enteros.



El momento más sublime a mi entender fue cuando el pianista Cyprien Katsaris , ejecutó una improvisación del repertorio de Listz (cadenza Liszt) por su bicentenario. Una maravilla.
No lloré, sino todo lo contrario, me embargaron por momentos una paz total y por momentos una euforia inexplicable. Sentía escalofríos recorrer mi cuerpo y pensaba para mis adentros que era la felicidad que recorría cada célula de mi cuerpo! Sentí un efecto sanador. Me sentí suprema! No hay dudas que esta música eleva el alma! Tenía la sonrisa instalada en mi cara todo el tiempo, qué emoción! Hubiera deseado que mi hijo también estuviera presente para ver todos los instrumentos y disfrutar esa música, pero ya habrá oportunidades para ello.

Por ahora me resta AGRADECER  nuevamente a mi mamá que es la que siempre se queda con el pequeño cuando yo tengo que hacer algo y a mi flamante amigo Gaby quien pensó en mi para compartir esto y todavía se sorprende de lo feliz que me hizo!

Les deseo a todos que sea la música que sea, cuando la escuchen, los llene de cosas buenas, de paz, de amor, de alegría, de emoción y de sentimiento, como me sucedió anoche y como me sucede siempre. Porque la música también es parte del BIENESTAR.

Cariños!!

5 comentarios:

Princesa Adora dijo...

Para quien quiera escuchar al pianista, les dejo un link de una pieza que me gustó mucho:
http://www.youtube.com/watch?v=R4i1iUUs-jU&NR=1

Cariños again!

El Gaucho Santillán dijo...

Excelente velada, debe haber sido.

Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

Hay pricesita que maravilla!!! Sentir el efecto sanador y esa felicidad que te inundó totalmente.
Me alegro, la dicha en cada persona pasa por diferenes situaciones; lo importante es sentirla.

Hermoso, amiga, me alegro por ti.

Besitos

EL AVE PEREGRINA dijo...

Princesa, me alegra un montón que disfrutaras de esa música tan especial y en vivo.

Un abrazo.

David C. dijo...

Que buen gusto para la música tienes. Te felicito.