miércoles, 6 de agosto de 2014

Si pudiéramos...




Ayer me crucé con esta imagen y debí aceptar cuántas veces me olvido yo de los desafíos internos que vive y tiene cada persona. Los desafíos que enfrenta en su entorno familiar, laboral, de salud.
Definitivamente si yo estuviera pasando por alguna dificultad, me gustaría que me trataran con delicadeza y no que al primer error que cometiera, me "dieran con un caño".

Pero también, entiendo que el hecho que yo esté pasando por un momento difícil, no me autoriza a tratar mal a otro. Sí, puede ser que uno se ponga nervioso o alterado, pero deberíamos manejarlo mejor o al menos hacer un esfuerzo consciente, ya que los demás no tienen la culpa de a dónde me trajeron mis acciones personales.-

Da para pensar, termino concluyendo que mejor ser humildes, comprensivos y apliquemos la famosa regla de oro , que afortunadamente mi hijo ya sabe de memoria, ...
" NO HACERLE A LOS DEMÁS LO QUE NO ME GUSTARÍA QUE ME HICIERAN A MI"...


Mucho, mucho por mejorar. No es la tarea más fácil del mundo, pero sé con certeza que es lo mejor. Me criaron así, trato de vivir así y enseñarle a mi hijo.-
Deseo que sean muchos más los que vivan con esta premisa. Sumando pequeños esfuerzos podremos hacer del mundo, un lugar un poquito mejor!

Cariños para todos y ánimo en sus desafíos personales!!!!

2 comentarios:

Andres Lopez dijo...

Esa regla es maravillosa , mejora las relaciones , ayuda a ser feliz y a hacer feliz al otro ;pero aun hay si desde que nos levantamos empezamos a regalar :: "si por favor" "muchas gracias" Que bien te queda ; dar un beso , una caricia.devolver una sonrisa ¡Cuánto podemos regalar sin perder nada!
Hermosa y profunda tu reflexión.
Besos
André

Marga dijo...

Coincido con el cartelito y con vos, no hay que hacerles a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros, y tratar a los demás con gentileza y amor porque no sabemos qué batallas están librando.

Un abrazo.