jueves, 6 de enero de 2011

Lo dijo Ghandi


Señor… ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón. Si me das el éxito, no me quites la humildad. Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla. No me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo. Enséñame a querer a la gente como a mi mismo y a no juzgarme como a los demás.

No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.

Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor… si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mí!


Me encantaron estas palabras, que hacen alusión y honor al nombre con que era/es conocido mundialmente. (En sánscrito e hindi "majatma" significa "GRAN ALMA".).

Son cosas que podríamos pedir para nuestra vida, no?

Una vez alguien me dijo que no podía yo vivir una utopía, pensando que toda la gente era buena y que todos hacían cosas buenas por amor y desinteresadamente porque saldría lastimada. Me dejó pensando y aprendí varias cosas (entre ellas a ser equilibrada, a evitar la generalización, a no ser tan ingenua) pero luego pensé en que yo TRATO de ser así y buscar gente así y escribir sobre personas así.

Sé que hay mucha gente "mala"  pero también sé que hay muchísima más gente "buena" sólo que los buenos no hacen tanto ruido... Me alegro que Ghandi sí lo haya hecho y que aún perdure su influencia.

Cariños.

8 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Ghandi, (la parte "publica", que es la que se conoce) es realmente un ejemplo.

Buen texto.

Un abrazo.

Virginia Prieto dijo...

Feliz 2011 Princesa!
estaba de vacaciones desaparecida del mundo!

Gandhi, un verdadero ejemplo

beso enorme

Princesa Adora dijo...

Gaucho así es, no olvidemos que Ghandi fue un hombre sujeto a pasiones y a cometer errores tanto como cualquiera de nosotros.
Pienso que gente que logra grandes cosas ha debido ser oportunamente terca y obstinada para poder perseverar y pienso que uno tiene que tener ojos para ver todo pero quedarse con lo bueno. Con Ghandi como así también con cualquier de nuestros "próceres" locales.
Gracias por comentar!

Princesa Adora dijo...

Hola Vir, así lo imaginé. Espero que lo haya pasado lindooo, a ver cuándo se escribe algooo, eh!!!


Cariñosss!!!

María Beatriz dijo...

¡Hermoso escrito de un grande!

Princesa, todos tenemos cosas buenas y cosas malas.
Hacemos lo que podemos...

Feliz día de Reyes!
Un beso grande

Princesa Adora dijo...

María Beatriz, la verdad es que sí ni somos todos tan buenos ni todos tan maloss, somos un mix, una linda mezcolanzaa!!!

Seguramente escribiré algo al respecto próximamente!!!

Gracias y feliz día de Reyes para vos también!!

Fabiana dijo...

Así es, Princesa querida.
Son muchos los buenos. Lo que pasa es que nadie repara en ellos.

Me gustaron las palabras de Ghandi (Sabias, por cierto). Y me gustaría tener una mínima porción de su claridad mental para sobrellevar muchos momentos de mi vida.

Te mando un beso y que tengas un hermoso 2011.

don vito andolina dijo...

Hola,bella entrada, precioso blog, si te gusta la palabra elegida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen sábado, besos,feliz poesía..