miércoles, 8 de septiembre de 2010

Agradecer


Según palabras de SERGIO SINAY.

"En las escuelas de Finlandia, cuenta el crítico literario español Ernesto Ayala, cuando termina el día, los alumnos se despiden de sus maestros y les agradecen por lo que aprendieron ese día. Con este gesto, aprenden a ser agradecidos."

Me asombró este ejemplo de educación (ojalá se pusiera en práctica acá pero con sentimiento) y también me hizo pensar que también, como dice en el artículo, si revisamos nuestra vida vamos a poder ver que mucho de lo que somos y tenemos es posible gracias a otros, a nuestra familia en primer lugar, a amigos, a conocidos.
Lo más lindo es que muchas veces estas personas lo saben y otras veces no, pero en ambos casos merecen agradecimiento.
Dice por ahí una frase: " El agradecimiento es la memoria del corazón" ( J.B. Massieu)
Y entiendo que así es porque es otra variante del amor. Es retribuir con nuestro sincero reconocimiento que  valoraramos  lo que recibimos con alegría y respeto.
Y sé que es así, sana al que lo da y al que lo recibe .Ese es el profundo poder de la palabra "GRACIAS".


Cariños!

2 comentarios:

pequeñita dijo...

decir gracias es como tan vanal en realidad no es nada ahy muchas personas que en el dia no lo dicen ni una vez pero cuando estas al otro lado de la historia cuando entregas algo es tan importante y lindo el simple gracias te reconforta
linda entrada pasate :D

Paula dijo...

Me acostumbré tanto a decir gracias por todo, que muchas personas se sorprenden de lo reiterativa que soy.

Pero a mí me entró en la cabeza gracias a mi Nona: "Tenés que dar las gracias porque nadie es tu mucama, y las cosas del cielo no caen"!!!

Besotes!!!!